Mayo 2020 – … problema del mes… desagües del sótano

Cuando las cosas se hacen rápido, la mayoría de veces se acaban haciendo mal.

Cuando empezó la obra (hace más de 2 años… uff, me pongo de los nervios cada vez que lo recuerdo). Pusieron la losa de cimentación sin revisar bien los desagües de PVC.

Aquí está la prueba del delito, desempolvada 2 años después.

Foto de la ejecución de la losa de cimentación con los saneamientos de PVC mal planteados.

Dice el dicho que “de aquellas aguas estos lodos”. Y al final los desperfectos salen a la luz tarde o temprano.

¿Quién detectó este tema? Mi nuevo constructor y su jefe en obra en mayo de 2020. Me dicen que han probado el desagüe echando un cubo de agua y que no llega a la arqueta del sótano.

Hubiera sido un detallazo que mi aparejador hubiera revisado bien los sumideros y las pendientes a finales de 2017, que es cuando tocaba. Me voy a reservar lo que pienso sobre este tema.

Lo que más de fastidia de esto es que incluso ahora he tenido que pedir yo (no mi aparejador) expresamente picar y revisar el tubo en el cruce con el pluvial que pasa por debajo. Según él este tramo estaba correcto… suerte que pedí picarlo.

Aquí el tramo que “remonta” y vuelve a bajar.
Aquí está el codo de PVC sin pendiente suficiente hacia la arqueta.
Y por aquí pasa el tubo ya hacia la arqueta de evacuación.

La solución, pues como siempre, costosa:

  • Traer una empresa para cortar el forjado a ambos lados del PVC.
  • Picar un tramo de más de 4 metros.
  • Quitar el PVC antiguo y poner un nuevo tramo con la pendiente correcta.

Varios miles de euros por no hacer las cosas bien cuando hay que hacerlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.