Noviembre 2020: trabajos en fachada, persianas, coronación, remates… y también instalaciones

Empezamos noviembre pavimentando el acceso peatonal.

Adoquín breinco color “arena”

Ponemos barandillas de cristal en patios.

Barandillas de cristal 8+8
Barandillas de cristal y vierteaguas de aluminio en el piso superior.

Se hacen otros remates de chapa de aluminio.

Patio inglés rematado.

Aprovechamos una cesta elevadora para cambiar un conjunto de piedras del aplacado que estaban excesivamente destonificadas.

Cambio del paño.

Además en la fachada se añaden los perfiles de aluminio que marcan las juntas de color oscuro.

Paño cambiado y lineas de acento puestas.
Líneas de acento en la fachada.

Se colocan también las venecianas.

Las venecianas están colocadas a la espera de ajustes finales.
También la que hace esquina. Sin cable!
Detalle de la guía de persiana embutida en la piedra.

Se prepara también la fachada para embeber una guía de aluminio en U que nos hará de goterón.

Rebaje hecho previo a poner el perfil de aluminio..

Colocamos también chapa de aluminio plegada en la coronación de la vivienda.

La coronación ya está puesta.

También se colocan las instalaciones interiores de la piscina en el sótano. Filtrado y purificación por agua salina, sistema de recirculación y mantenimiento de nivel y sistema de nivel de agua, sistema de autolimpieza PoolValet.

Instalación terminada, a falta de puesta en marcha y una bomba.
Dos depósitos de compensación con un total de 6.000 litros para el control de nivel de la piscina.

Y además colocamos cuadros domóticos.

Subcuadro en el sótano.
Tubos para las acometidas de luz.

Otros remates:

Valla aplacada.
Escalones de salida al exterior.

Colocamos también el travertino en la parte baja de la fachada y el acceso.

Travertino abajo… y el sol de tarde es el que pone a prueba cualquier acabado de fachada, resaltando cejas y lineas de corte de la piedra.

Se aplaca también la entrada, empotrando luces y construyendo la jardinera que actuará como barandilla. entre los dos niveles.

Jardinera de obra y pasillo de entrada.

Recibimos al fin las piezas de gres porcelánico cortadas. Llegaron con cierto retraso a mediados de noviembre y estuvieron una semana en el marmolista cortándolas.

Piezas ya cortadas preparadas para alicatar la piscina.

Septiembre 2020: techos, porche y por fin casa cerrada

Por fin!! Pensaba que no iba a llegar nunca pero finalmente en septiembre nos centramos en trabajar en exteriores y la casa queda cerrada.

Empezamos septiembre cerrando techos. Para eso primero hemos tenido que colocar los railes de luz led que van empotrados.

Carriles Black Foster sujetos a la subestructura del falso techo.
Techo cerrado previo a encintar, con registros para poder acceder a máquinas de aire acondicionado y cajas.

Los techos del garaje también se cierran. En esta caso las luminarias van empotradas sobre el pladur, por lo que hay que preparar los agujeros.

Falso techo del garaje.

Finalmente los techos se encintan y estarán listos para pintar.

Techos y paredes encintadas.

Instalamos también la puerta de garaje y llegan los cristales que faltaban. Alguna de las maniobras se las trae….

Colocación de cristal a hueso… debe pesar más de 600 kg.
Suite definitivamente cerrada.

También se trabaja con las balconeras del salón. Último paso para cerrar la casa.

Colocacion de correderas con robot.
Por fin las balconeras quedan instaladas

En el exterior también se trabaja conectando las conexiones de los desagües de la casa a la red de alcantarillado.

Zanja de evacuación de saneamientos.
Se levanta el murete armado que actua como contendor de tierras y separa el nivel del porche del acceso.
Se rellena el hueco con tierra y gravas. Se levanta la plataforma de acceso.
Se vincula con malla y esperas metálicas listo para verter hormigón.
Porche exterior con hormigón y desagües.
Zona de acceso con plataformas y escalera.
Recrecido a nivel listo para colocar el pavimento de gres porcelánico.
En la piscina también hay que marcar niveles y hacer recrecidos.

Nos queda cerrar el vallado por su parte exterior. Estamos pendientes de saber el tipo de cajón que es necesario para el armario eléctrico. La casa lleva instalación trifásica preparada para una potencia hasta 24 KW.

Ahora ya toca ponerse a fondo con la carpintería interior, vallado exterior y acabados de cerrajería.

Quiero una “smart home” ¿Qué tecnología domótica escoger?

KNX, Apple Homekit, Google Home, Loxone… y paro de contar

Meterse en el mundo del “smart home” es tremendamente complejo para quien no tiene experiencia en el tema, así que compartiré lo que sé del tema y cómo fuimos tomando decisiones al hacer una casa inteligente para este proyecto.

Una instalación convencional frente a una “smart home” ¿qué preguntas me debo hacer?

La primera pregunta a hacerse es si me compensa gastar más dinero en una “smart home” o quiero una instalación tradicional. Calcula un 50% más de coste (como mínimo) si quieres hacer una instalación domótica con prestaciones equivalentes a una instalación convencional.

El “problema” es que con una instalación domótica se abre un universo de posibilidades a las que cuesta resistirse y que encarecerán aún más la instalación:

  • Ya que estamos… podemos poner un pantalla en cada habitación.
  • Ya que estamos… podemos poner una instalación meteorológica y que no riegue los días de lluvia.
  • Ya que estamos… podemos poner sensores de presencia en los pasillos y que las luces se enciendan solas al pasar.
  • Ya que estamos…

Una instalación convencional es lo que se hace en el 95% de las viviendas y que cualquier electricista domina a la perfección. El instalador pondrá puntos de luz conectados directamente a interruptores y ya está. Cuando se cierra el interruptor pasa la corriente y se enciende la luz. Sencillo, efectivo, fiable, económico… y rígido.

Rígido significa que ese interruptor hará siempre eso y nada más que eso.

En una instalación domotizada los sensores y los actuadores no están conectados directamente, sino que pasan a través de uno o varios ordenadores que se pueden programar para que hagan lo que queramos. Digamos que la diferencia está en el software.

Por eso, la gran ventaja de tener una “casa inteligente” es que ese hogar se podrá ir adaptando a nuestra forma de vivirlo simplemente cambiando el SOFTWARE, es decir, sin necesidad de romper paredes o pasar cables. Pero tenemos que ser conscientes de que eso es siempre más caro y más complejo.

Instalación convencionalInstalación domótica
Economía++
Facilidad de mantenimiento++
Flexibilidad, adaptación++
Automatización++
Ventajas e inconvenientes de una instalación convencional frente a una “smart home”

Ok, quiero una “smart home” ¿por donde empiezo?

Bien, has tomado la pastilla roja y sabes que ya no hay vuelta atrás. En este caso tienes que decidir un tema muy importante, que es el tipo de tecnología que necesitas.

Para mi, las claves principales para optar por una tecnología y otra son:

  1. Una casa es cara y la hacemos pensando en un uso a largo plazo, por tanto, la tecnología que instalemos debe tener recambios dentro de 20 años.
  2. Debe ser robusta frente a fallos. La electrónica también se rompe… y cuando eso pase no queremos que toda la casa se quede a oscuras o al revés, sin poder apagar las luces, que también podría pasar. Debemos optar preferiblemente por tecnologías con inteligencia distribuida. Más sobre esto al final, por si alguien tiene dudas.
  3. Debe tener una gama amplia de productos. La tecnología debe estar preparada para hacer lo que necesitemos hoy o mañana… con soluciones como:
    • Seguridad técnica: sensores de humo, inundación, CO2…
    • Seguridad frente a intrusión: sensores de presencia, de apertura,…
    • Sensores de nivel, centralitas meteorológicas…
    • Control de la climatización, de las persianas, del riego, etc…
    • Control de luces, escenas, modo cine, modo fiesta…
    • Control por voz…
    • Y por supuesto, interruptores de todo tipo, controles de persianas, etc…
  4. Debe ser fácil. Fácil de usar, fácil de mantener y fácil de evolucionar.
  5. Debe ser asequible. Esto no requiere mucha explicación.

Avanzo que tengo una mala noticia, y es que NO existe una tecnología que cumpla todos los criterios, pero intentaré explicar el punto de vista que yo apliqué en mi decisión.

Sobre diferentes tecnologías disponibles mencionaré varias: Loxone, Z-Wave, KNX, Google Home, Apple Home.

Loxone (www.loxone.com): es un fabricante que se ha propuesto hacer un sistema domótico integral, con una muy buena relación calidad precio, programable y conectable prácticamente a cualquier sistema existente en una casa. Es una iniciativa que me gustó desde el principio por una política de precios clara (muy razonable en sus principios, ahora menos) y un gran abanico de soluciones propias y de terceros puesto que es capaz de entenderse con otros sistemas como DALI, KNX, IP…).

Lo que no me gusta de Loxone es que es un sistema centralizado, con lo que si su Miniserver cae, se nos cae la instalación. Tampoco me gusta depender de un fabricante que aunque está haciendo las cosas bien, no es Google ni Apple, ni es un estándar multifabricante.

Z-Wave (www.z-wave.com): hasta la irrupción de Google y Apple (y Amazon) en el mundillo de las smart-homes ha sido probablemente el principal impulsor de la domótica wireless (sin cables). Esto es una enorme ventaja para la automatización de viviendas existentes y a la vez una gran apuesta.

Personalmente no soy partidario de optar por una instalación inalámbrica cuando hablamos de una instalación a largo plazo. No me preocupa tanto la seguridad, que la tiene, sino la fiabilidad. Una señal radio puede estar sujeta a ruidos e interferencias. De hecho por esa razón no consideré esta tecnología nunca en serio.

KNX (www.knx.org): es seguramente la iniciativa más sólida en el mundo de la domótica. Parte de un estándar impulsado por los principales fabricantes de mecanismos del sector eléctrico con el objetivo de ofrecer un único estándar interoperable (puedes mezclar interruptores de GIRA con actuadores de JUNG, etc…), con la mayor gama de productos del mercado y bajo una arquitectura distribuida.

Por arquitectura distribuida entendemos que cada elemento de la instalación, desde un pulsador a un módulo de relés, tienen su propio microcontrolador capaz de entender si una orden va dirigida a él y reaccionar sin el mandato de un ordenador central. En consecuencia, se puede estropear un interruptor o un módulo pero difícilmente toda la instalación. Además KNX va cableado.

KNX me da confianza por su robustez y por estar soportado por un gran número de fabricantes, por lo que su vigencia está garantizada por muchos años.

Desgraciadamente KNX también tiene sus limitaciones. Un simple interruptor mecánico puede costar menos de 10 EUR, mientras que su equivalente para domótica KNX puede costar 60 EUR o más.

Además KNX no está pensado para que uno lo “toque”… requiere un instalador certificado y una licencia para poderse programar. Y la licencia no baja de 1.000 EUR.

Por último, aunque la arquitectura es distribuida, si queremos programar automatizaciones complejas es posible que tengamos que requerir a algún ordenador de soporte, como podría ser el de Loxone.

Google Home y Apple Home: los voy a meter en el mismo saco porque en el fondo no dejan de ser una iniciativa muy parecida a Z-Wave, de conectar tu “smartphone” a tu “smarthome”… Bien para cuando ya tienes tu casa… justa si lo que quieres es hacer una automatización en serio.

Ahora bien, para automatizaciones sencillas son tremendamente asequibles, fáciles, no dependen de un instalador y su control por voz es su gran punto fuerte.

Como curiosidad final pondré un análisis muy tonto sobre las tendencias en tecnología domótica basándome en Google Trends, la herramienta que nos permite comparar qué términos son más buscados a lo largo del tiempo.

Doy por hecho que Google y Apple parten de por sí con una enorme ventaja por su penetración en el mercado, así que el hecho que aparezcan arriba en los rankings es esperable.

Y pese a ello, en un país como Alemania, con mayor cultura domótica que en España la tecnología más buscada es KNX a la par que Google Home, quedando el resto claramente por debajo.

En Alemania ganan KNX y Google Home

Por el contrario, en España, Google Home arrasa. Algo lógico teniendo en cuenta el bajo conocimiento sobre este tipo de tecnologías en nuestro país.

Google Home arrasa en España… también a Apple Home.

He tenido que eliminar a Google de la comparativa para poder tener una visión comparada del resto, donde Apple Home empata en segunda posición con KNX.

KNX y Apple Home en segunda posición.

En resumen:

  • Si quieres hacer una “smart home” en serio, opta por un sistema estándar como KNX.
  • Si quieres hacer una “smart home” en serio pero te preocupan mucho los costes, considera Loxone.
  • Si ya tienes una casa y sólo quieres automatizar algunas cosas, si tu interfaz va a ser la voz o el móvil entonces opta por Google o Apple.

Una piel de cristal que se abre al exterior: correderas de aluminio de gran formato

Queremos una vivienda con una buena conexión interior-exterior. Esto significa que el porche de la vivienda, y su parte trasera se pueda conectar al interior del salón y la cocina dejando un paso diáfano sin obstáculos, ni visuales ni físicos.

La estructura ya se había preparado para evitar tener que poner pilares y tener una luz de más de 11 metros diáfana para cerrar con un par de correderas de aluminio de gran formato. Más detalles aquí: https://www.trideaprojects.com/2019/06/01/como-resolver-un-porche-de-11-metros-sin-pilares/

A la pregunta ¿con cuantas hojas vamos a cubrir 11 metros? La respuesta sencilla sería tomar las dimensiones máximas de una serie de calidad media/alta de un fabricante, que suelen ir a 2,5 metros de ancho.

El proyecto sin embargo se planteaba sencillamente con 3 hojas porque era lo que mejor casaba con la distribución del Salon – Cocina. Pero 3 hojas supone una anchura por hoja de más de 3,5 metros. ¿Existe en el mercado?

Además queremos que el aluminio esté enrasado a suelo y no tener que saltar sobre él.

Render inicial: Balconera Sureste. Porche y salón/cocina conectados mediante una balconera de 3 hojas de gran formato.

Hasta hace poco los fabricantes tradicionales no tocaban este segmento. Ahora ya lo tocan con series de alta gama: grandes vanos, con espesores de aluminio mínimos, incluso embutidos en suelos y techos, motorizables y con buenas prestaciones térmicas, acústicas y de permeabilidad al viento y al agua.

El proceso de búsqueda de fabricantes en el mercado fue tedioso. Implicó muchas horas de búsqueda, viajes y hablar prácticamente con la totalidad de fabricantes del mercado de este tipo de series. Para mas detalles: http://www.trideaprojects.com/2018/05/20/mayo-2018-agosto-2018-seleccionando-aluminios-persianas-y-puertas-exteriores/

Las correderas de gran formato, que permitían más de 3,5 metros de ancho, que se podían embeber en el suelo con marco mínimo y con mejor calidad-precio fueron las de Cortizo en su modelo CorVision Plus y son las que escogimos para la obra.

Hablamos de unas correderas espectaculares que deslizan sobre carriles embebidos en obra sobre cojinetes de acero inoxidable y que pueden ir motorizadas.

Cortizo: Correderas Corvision Plus

La obra tiene dos de esas correderas: una con salida al porche (Sureste) y que comparte el mismo pavimento y al mismo nivel, hasta la piscina y otra con salida al jardín trasero (Noroeste).

Para la balconera Sureste optamos por la variante que permite ocultar los carriles bajo el pavimento acabado. Pensemos que una corredera de marco mínimo como esta, en formato tricarril ocupa un ancho de casi 30 cm, por lo que este es un detalle que se agradece que Cortizo lo ofrezca. Sólo quedarán a la vista unas ranuras por las que pasan las guías que soportan la hoja.

Corredera con carril oculto bajo el pavimento.

Para la balconera con salida directa al jardín no necesitamos integrar pavimentos, por lo que optamos por la versión con carril visto.

Cortizo: perfil CorVision Plus bicarril. En nuestro caso será tricarril.

El segundo tema importante es que puedan ser motorizables. Cada hoja pesa más de 500 kg y por más suaves que deslicen, semejantes pesos requieren vencer muchas inercias para moverlas.

Pero OJO, porque el motor de estas correderas va por encima de la hoja, así que hay que tener previsto el correspondiente hueco.

Afortunadamente la estructura tiene hueco suficiente bajo la jácena de canto para alojar motores.

Sección en fachada Norte con dintel y ocultación de corredera tricarril Corvision Plus motorizada.

Esta corredera tiene una anchura de carril de 9 cm por hoja, así que nos vamos a 28 cm de anchura total para el alojamiento del triple carril.

El dintel que soporta esta corredera se realiza con chapa doblada y lacada con la misma pintura de Cortizo, un color antracita texturizado (7022 DE).

No existen dinteles de una pieza, o se acaban soldando en obra. En nuestro caso son tres piezas unidas milimétricamente a testa.

Aspecto de los dinteles recibidos en obra para soportar la corredera y el cerramiento superior.
Dintel en tres piezas, una vez colocado.

Hay dos conjuntos de ventanas correderas, así que hay que repetir el mismo proceso con el dintel que da al porche interior.

Dintel del porche interior. Tres piezas unidas directamente a forjado mediante tirantes de acero.
Detalle de los tirantes de acero utilizados.
No es fácil cuadrar la colocación. Pendiente de ajustes finales.

La obra avanza, se macizan dinteles, se aplacan fachadas, se recrecen suelos, se coloca el pavimento hasta que la obra está lista para instalar los cerramientos de aluminio.

Fachada de mármol travertino
Fachada Sureste donde irá instalada la corredera Cor Vision Plus.

Previamente se ha colocado la futura base del marco que, como decíamos tiene que ir por debajo del nivel del pavimento acabado.

Fachada Sur lista para recibir las balconeras.

Primero se instalan los marcos de la corredera. La base está formada por dos tramos de casi 6 metros cada uno perfectamente alineados.

Marco de las balconeras fachada Sur. Durante la instalación.

Una vez colocado el marco, los motores quedan ocultos en el hueco que habíamos previsto en los dinteles. Los motores serán virtualmente invisibles.

El marco de la fachada Sur también colocado y ajustado a los rebajes para que el marco vertical quede enrasado con el acabado y quede oculto. Aquí se pueden ver la ubicación de uno de los motores.

A los motores llega tanto la alimentación como las señales de control para que se pueda activar con la domótica.

Placa de control electrónico que será conectada con la instalación domótica para las órdenes de apertura y cierre.

Una vez los marcos están colocados se colocan las hojas con sus correspondientes cristales. Por la dimensión y peso hay que trabajar con un robot “araña”.

Robot araña para montar las hojas de las balconeras
Primeras dos hojas colocadas sobre sus carriles, en este caso en versión vista.
En el lado del porche, balconeras con el carril invisible. Una guía lateral permite evacuar el poco agua que podría entrar.. Sobre las guías se colocará el pavimento.
Se coloca el pavimento cortado a medida contra los perfíles de los railes dependiendo del recorrido previsto para cada hoja.
¡Espectacular el rail embebido en el suelo!

El tipo de motorización de estas hojas tiene desde mi punto de vista algunas limitaciones: el primero es que es bastante lento. Las hojas se mueven a menos de 10 cm por segundo así que para abrir completamente la corredera se tarda aproximadamente un minuto y medio.

Por otra parte, una vez comprobado lo suave de los rodamientos, la hoja de apertura manual es bastante cómoda de abrir, visto lo cual, la motorización no es imprescindible.

Tampoco me gusta que este tipo de motorización pierda los finales de carrera con cada desconexión de la corriente. Hay que hacer recorridos completos para volverlas a memorizar cada vez. Y nos estamos encontrando con algún “expediente X” por el cual la hoja no reconoce el final de carrera y sigue tirando… veremos dónde está el problema.

Agosto 2020: aluminios, exteriores e instalaciones

En Agosto continua la instalación de aluminios. Se colocan cristales y terminaciones.

Cristales en la fachada principal.
Balconeras (falta la barandilla de cristal).
Balconera en patio inglés. Cor-vision.

La operación es compleja y algún cristal se rompe…

Cristal roto…. una pena

En paralelo la estructura de la piscina queda completa, en septiembre se podrá empezar a alicatar.

Zona de la piscina con una pequeña “playa”.

Se prepara la cimentación del vallado y se recrece la rampa para adecuar las pendientes.

Cimentación del vallado.
Armado de la cimentación.
Cimentación completada.
Rampa del garaje ajustada.

En agosto también tenemos un episodio de chaparrón que nos provoca una pequeña inundación en la sala de instalaciones.

El equipo Sanicubic estaba desconectado y así quedó la arqueta.
Equipo de nuevo en orden.

Empezamos a pasar cables de instalaciones. Hay muchos cables que pasar.

Se instala el Hidrobox (equipo de producción de ACS con aerotermia).

Hidrobox en la sala de máquinas.

En la instalación de suelo radiante se ponen las electroválvulas.

Colector de suelo radiante con electroválvulas.

También recibimos railes que irán encastados en el falso techo.

Carriles Black Foster previos a su instalación.

Julio 2020: … y por fin aluminios

También durante julio se empiezan a colocar ventanas, algo que es importante para poder aislar interiores y trabajar cómodamente en instalaciones.

Fijo con visual al patio trasero.
Ventanas con fijo y apertura oscilobatiente en zonas de trabajo.
Balconeras de doble hoja.
Marco para balconera de triple hoja.
Ventana en esquina. Cristal fijo.
Baño suite, con un gran cristal fijo y una apertura.
Colocación del soporte para barandillas de cristal empotradas.

Julio 2020: Piscina desbordante

La piscina proyectada la idea es que sea del tipo lámina de agua. Este tipo de piscina es otro reto constructivo puesto que debe tener un carril perimetral de recogida de agua y debe estar muy bien nivelada.

Piscina desbordante, tipo “lámina de agua”
Ejemplo de piscina desbordante, tipo “lámina de agua”

Esta es una piscina alargada, de unos 12 metros por 3,5 metros y tendrá:

  • Sistema de autolimpieza Pool valet. Este es un sistema americano que de forma automática y programada levanta unas cabecillas similares a un sistema de riego en el fondo de la piscina generando una corriente que arrastra la porquería que queda en el fondo hacia el sumidero de la piscina.
  • Sistema de clorado con sal.
  • Iluminación LED.
  • Playa de 6 metros cuadrados (en un lateral de la piscina habrá apenas 23 cm de profundidad) con escalera de obra.
  • Profundidad entre 1 metro y 1,6 metros.
  • Prevision por si en el futuro se desea aumentar la temperatura del agua.
  • Control mediante aplicación.
  • El interior de la piscina irá recubierto del mismo tipo de alicatado que el porche e interior de la casa. La coronación se hará con alicatado de color oscuro.
Boquillas de autolimpieza.

Una de las características de las piscinas desbordantes y sobre todo si desbordan por los cuatro lados, es que pueden perder muchísima cantidad de agua debido al propio uso. Son piscinas delicadas en este sentido.

Para recuperar el agua que desborda por los laterales estas piscinas cuentan con depósitos externos de expansión. En este caso hablamos de 9.000 litros que instalaremos en el cuarto de máquinas. Este punto es importante tenerlo previsto en todo proyecto puesto que la alternativa si no acaba siendo hacerlo anexo a la propia piscina.

En julio empezamos la ejecución:

Excavación de la piscina
Vaso de la piscina.
Vaso de la piscina con los canales de desbordamiento e instalaciones.
Fondo de la piscina con armado previo a gunitar.
Piscina gunitada
Encofrado de maón para gunitar el canal desbordante.
Gunitado final del canal que delimita la zona de aguas.
Escalera y “playa” lista.

Los depósitos de compensación se instalarán en una sala de máquinas en el sótano.

Julio 2020: Hueco o no hueco, esa es la cuestión

En el proyecto estaba previsto cubrir un pequeño patio decorativo en el sótano con un tramado de viguetas. Este tema no se había concretado suficiente y en el momento de acercarnos a la ejecución empezaron a aflorar preguntas.

¿Con qué material se hace? ¿Vigueta de hormigón o metálico? ¿Cuántos tramos hay que poner y qué hueco entre tramos para que no suponga un peligro? ¿Cómo se sujeta para que pueda además abrirse (en el patio habrá que colocar un arbolito)? ¿Cómo se resuelven además los encuentros?

La entrada según esta propuesta y con unas hendiduras de 6 cm quedaría algo así:

Vista frontal del proyecto.
Vista desde la entrada.

En este momento mis preocupaciones eran ver un tramado excesivamente cerrado (6 cm de paso de luz) y un número bastante elevado de viguetas (casi 30 viguetas), algo que encarece considerablemente la ejecución.

Proponemos al arquitecto estudiar una opción poniendo unas barandillas de cristal en el perímetro y dejando el hueco libre. Esto permitirá un buen paso de luz, permite además poder entrar un arbolito y nos da una perspectiva de doble altura que incluso es estéticamente bonita.

Vista frontal de la alternativa planteada
Vista desde la entrada

Este cambio es más económico y visualmente más atractivo, mostrando un paño completo de travertino a doble altura, así que optamos por esta opción.

Patio inglés junto a la entrada.

Junio 2020: Colocando suelos y falsos techos

En Junio la obra sigue a buen ritmo. Hay alicatados y suelos por colocar.

También hay falsos techos, que tienen que ir bien previstos en relación al plano de iluminación e instalaciones.

Falsos techos.
Falsos techos.
Mas falsos techos.
Un baño pequeño acabado. Impecable.

También teníamos pendiente preparar rebajes para el carril de las venecianas.

Rebajes en la piedra para embeber el carril de las venecianas.
Suelos colocados.
Más suelos colocados.
Baño de la planta baja con el alicatado y la bañera colocada (y protegida).
Suelo colocado en la entrada.
Suelo colocado en el salón.

También se están preparando los pasos de conductos de aire acondicionado.

Pasos previstos para las rejillas de climatización.

Y un ejemplo de amor por el trabajo bien hecho… tan pronto como el suelo está colocado, se protege con moqueta.

Suelo protegido con moqueta.

Otro detalle importante es que hay que dejar espacio al cortinero y entramos en conflicto con la escalera. Esto es un punto que estaba previsto. O cortábamos un trozo del rellano o no se podía poner cortinero. Se reforzó la losa de la escalera con una vigueta en L y se recortó el resto.

Forjado recortado para dejar hueco al cortinero.
Suelos en el sótano
Se protegen los suelos colocados con una moqueta provisional.

Mayo 2020: cómo entregar bien una escalera

Los arquitectos siguen en muchos casos trabajando en 2D y esto impide ver algunas cosas que no están previstas.

En nuestro caso, de nuevo gracias al nuevo constructor nos damos cuenta de que la ejecución de la escalera de acceso a la primera planta tiene un potencial problema.

Esta es la estructura de la escalera.
Y esto es un render de lo que tiene que ir: un cristal por delante y una tabica descolgada del techo a 240 cm del suelo en lugar de 290 cm que es la altura libre del pasillo de entrada.

Este 3D no es del despacho de arquitectura, lo mandé hacer en su momento. Después hemos cambiado algunas cosas:

  • La escalera es quebrada en su parte inferior.
  • Lo peldaños se harán en madera con una chapa lateral en negro a modo de cierre.

Pues bien, nos encontramos con que si no tocamos la escalera el encuentro será algo así:

La tabica baja a plomo “comiéndose” parte de la escalera. Error.

Tendremos que recortar parte de la escalera de manera milimétrica para que quede así:

Así es como debería quedar.

Haberlo hecho bien hubiera requerido un buen detalle de este espacio y sobre todo, haber hecho el hueco de escalera algo más ancho que la escalera en sí.

Los 3D sirven para ver este tipo de cosas que en un plano normal no se aprecian. Por suerte, este detalle lo hemos detectado a tiempo.

El segundo ajuste nos lo encontramos al comprobar que la altura de falso techo en el paso entre recibidor y salón, prevista a 240cm es insuficiente. Cuando una persona BAJA la escalera se encuentra con una tabica enfrente de la vista.

En consecuencia, cambiaremos el diseño de este punto y elevaremos el falso techo.

Vista del acceso a la escalera desde el salón. Elevamos el paso unos 40 cm.

Este cambio también sugiere subir toda la tabica de los cristales que cierran la escalera hasta 285cm y para ello la chapa de remate llegará también más alto.

Ahora los cristales llegan hasta 285 cm de altura (altura de falso techo).

Únicamente queda un paso con altura reducida a 250cm correspondiente al rellano de la escalera.

En este punto la altura baja a 250cm. La altura del espacio de la cocina se adapta también a esta altura (anteriormente estaba prevista a 240cm.

Manos a la obra, la escalera primero de todo hay que cortarla unos centímetros para ponerla a plomo con la pared y reservar el espacio para acoger el cristal.

Escalera cortada y repicada sobre la que se entregará una chapa de cierre.
Suelo colocado, en este ámbito hay un espacio reservado donde colocaremos la guía para el cristal.

Hablando de cristal, probablemente será un 10+10 (para evitar que cimbree) en color oscuro sobre una guía en acero inoxidable cepillado.

Se corta la chapa con láser que actuará como tope del peldaño de parquet.

Chapa metálica, tope de escalera
La chapa se sujeta a la estructura de la escalera.
Guia de inoxidable colocada.

Mayo 2020 – … problema del mes… desagües del sótano

Cuando las cosas se hacen rápido, la mayoría de veces se acaban haciendo mal.

Cuando empezó la obra (hace más de 2 años… uff, me pongo de los nervios cada vez que lo recuerdo). Pusieron la losa de cimentación sin revisar bien los desagües de PVC.

Aquí está la prueba del delito, desempolvada 2 años después.

Foto de la ejecución de la losa de cimentación con los saneamientos de PVC mal planteados.

Dice el dicho que “de aquellas aguas estos lodos”. Y al final los desperfectos salen a la luz tarde o temprano.

¿Quién detectó este tema? Mi nuevo constructor y su jefe en obra en mayo de 2020. Me dicen que han probado el desagüe echando un cubo de agua y que no llega a la arqueta del sótano.

Hubiera sido un detallazo que mi aparejador hubiera revisado bien los sumideros y las pendientes a finales de 2017, que es cuando tocaba. Me voy a reservar lo que pienso sobre este tema.

Lo que más de fastidia de esto es que incluso ahora he tenido que pedir yo (no mi aparejador) expresamente picar y revisar el tubo en el cruce con el pluvial que pasa por debajo. Según él este tramo estaba correcto… suerte que pedí picarlo.

Aquí el tramo que “remonta” y vuelve a bajar.
Aquí está el codo de PVC sin pendiente suficiente hacia la arqueta.
Y por aquí pasa el tubo ya hacia la arqueta de evacuación.

La solución, pues como siempre, costosa:

  • Traer una empresa para cortar el forjado a ambos lados del PVC.
  • Picar un tramo de más de 4 metros.
  • Quitar el PVC antiguo y poner un nuevo tramo con la pendiente correcta.

Varios miles de euros por no hacer las cosas bien cuando hay que hacerlas.

Mayo 2020 – Premarcos, baños listos y empezamos con alicatados, enyesados y trasdosados. Y una sorpresa negativa en el sótano (segunda parte).

En mayo se siguen avanzando muchísimos detalles previos a grandes tajos que hay por delante: colocación de suelos y colocación de ventanas.

Preparación de la base que soportará una de las correderas del salón.
Preparación de la otra parte… aquí ha habido un error y habrá que reajustarla hacia abajo.
Reparación de la escalera del sótano a planta baja.
Colocación de registros y cierres en el patio inglés del garaje.
Sumideros de pluviales colocados.
El hueco de la escalera ya está cerrado, revocado y con las cajas para poner luces de paso.
Premarcos colocados. Ha habido que mover algunas jambas metálicas para que pudiéramos poner tapetas de manera uniforme.
Cuartito armario cerrado. Aquí se podrán dejar productos de limpieza.
Enyesados y premarcos colocados.
Más premarcos colocados. Todavía está pendiente que el aluminista coloque las bases de barandillas.
Baños listos para empezar a alicatar.
Como no podía ser de otra manera, vuelve a llover con fuerza y se puede ver como hay agua entrando en el hueco de ascensor.
En este patio inglés tendremos que colocar un sumidero. Puede entrar algo de agua.
Más de 200 piezas de 120 x 120 para suelos interiores, exteriores y alicatados. La ventaja de esta serie es que tienen versión antideslizante para exterior.
Una pequeña remesa de piezas de 120 x 120 de la serie Bera Beren Coal para el alicatado del baño de la suite.
Recibimos también bañera de solid surface. Más de 120 kg de peso, que al ir de pared a pared no será fácil de colocar.
Escalera de acceso a la primera planta enyesada.
Allí donde hay jácenas se coloca un trasdosado aislante.
Ducha de obra sobre base de Schlutter.
Ducha de obra y pavimentos en otro baño.
Alicatados en color negro en baños suite.
Trasdosados en el garaje.

Vallado: detalles del proyecto

Durante febrero de 2020 también avanzamos en detalles de proyecto que no estaban 100% definidos. Uno de ellos es el vallado exterior y algunos detalles del ajardinamiento.

Detalle de separación entre zona de piscina y acceso
Pórtico metálico de acceso y muestra de vallado metálico con calado

Abril 2020 – Covid-19 y podemos volver al trabajo

Las dos primeras semanas de abril no se puede trabajar por orden del Gobierno, así que la obra queda momentáneamente parada.

El 14 de abril se puede retomar la actividad en la obra y se empieza a trabajar en relanzar a los proveedores, particularmente aluminios (que ya estaban encargados) e instalación eléctrica y de fontanería.

Afortunadamente hay mucho material que ya había sido suministrado: gres porcelánico, duchas y partes de empotrar en los baños ya habían sido encargados durante febrero, por lo que no hay que esperar nada más de momento.

Los pasos inmediatos son:

  • Cerrar cajetines y regatas para poder ir colocando yeso en tabiques.
  • Colocar premarcos y plantear la colocación de alumnos.
  • Colocar los elementos empotrados en los baños.
  • Revisar la estanqueidad de sumideros con fugas (en cubierta y patios).
  • Colocar cajas de puertas correderas.

Hacemos un primer repaso a la ubicación de regatas y cajetines para poder ir terminando tabiquería.

Dejo también algunos ejemplos de anotaciones que le voy haciendo al constructor. Poco ortodoxo si un arquitecto lo viera pero yo creo que más efectivo que ir manteniendo planos.

Anotaciones en patio inglés
Anotaciones en escalera de acceso desde el sótano

En las dos últimas semanas de abril se van puliendo detalles, preparando las instalaciones de los baños y empezando a enyesar.

Enyesado de paredes.
Remates de ventanas previo a colocar premarcos.
Colocación de cajas de puertas correderas
Colocación de instalaciones de baños.
Enyesado del pasillo de planta primera.
Regletado de la ducha de la suite.

Marzo 2020 – Retomamos la obra y un virus la para

¿Quién nos iba a decir en febrero que las noticias de aquella “gripe fuerte” que ocurrían en la lejana China nos iban a golpear brutalmente en marzo?

Pues eso, tras la reicorporación del personal del nuevo constructor la obra se pone finalmente en marcha el lunes 23 de marzo, justo en pleno confinamiento por el Covid-19.

En apenas una semana se limpia la obra (que estaba hecha un asco) y en el mejor momento se para la actividad otra vez por orden del Gobierno. 2 semanas de interrupción de actividades no esenciales hasta después de Semana Santa.

Diciembre 2019 – Casualidades de la vida

Desde hacía meses tenía decidido que el proveedor de suelos y baños iba a ser Matter, de Barcelona, sin embargo al retomar contacto para lanzar los pedidos no respetaron los descuentos pactados. No entraré a valorar la razón más allá de que fue un error de decisión suyo y que pese a que después rectificaron y subsanaron, el tema me dejó un malestar importante.

La cuestión es que para liberarme de la tensión del trabajo y la obra había decidido ir a pasar Fin de Año a Nueva York con la familia. Y eso hizo que tuviéramos que ir a renovar los pasaportes de mis hijos a la comisaría de Tarragona.

Fue al salir de la comisaría que me encontré con una tienda de pavimentos y baños y decidí entrar sin ningún objetivo más allá de satisfacer la mera curiosidad.

Una vez dentro me sinceré con el propietario, Carlos, a quien le dije que ya tenía un proveedor de materiales pero que no estaba muy contento de cómo me habían tratado… y Carlos se volcó como pocos profesionales he visto en enseñarme materiales de todo tipo, en definitiva, en luchar por el cliente.

A los pocos días me había presentado una oferta comercial por los pavimentos claramente mejor a la que tenía (hablo del mismo fabricante y modelo) y esto fue el inicio para llevarse el resto del pedido de baños.

A él también le pedí consejo sobre quién conocía para ayudarme en la obra y su referencia me abrió los ojos al conocerla. Un equipo relativamente pequeño pero de trato serio y profesional, con ganas de hacerse cargo de la obra después de terminar el equipo actual la fachada.

Cúmulo de casualidades: el “feo” del primer proveedor y ese viaje improvisado me llevó a entrar en una tienda que de otra manera no hubiera conocido jamás y la tenacidad del propietario me facilitó no solo un pedido a mejor precio, sino el contacto del constructor para continuar la obra. Casualidades de la vida.

Y sobre materiales: pavimentos y baños…

El gres porcelánico escogido finalmente ha sido el modelo Bera&Beren de Living Ceramics en su tono Light Grey.

Pieza 120 x 120 Living Ceramics modelo Bera&Beren Light Grey

Escogemos griferías empotradas en acero inoxidable 316, concretamente el modelo Modo del fabricante italiano Quadro. Es una grifería en la línea del fabricante Cea, pero a un precio, aunque alto por la calidad de materiales y fabricación, más razonable.

Grifería empotrada serie Modo del fabricante Quadro. En acero inoxidable 316, acabado cepillado.

Todos los sanitarios son suspendidos, del fabricante Catalano, serie Sfera con descarga “rimless”.

WC Sfera 54 rimless, suspendido de Catalano

Los pulsadores son de la serie Oceania de OLI, en acabado acero cepillado.

Pulsador OLI, modelo Oceania, en acero cepillado

Otros detalles y complementos:

Hidroescobilla higiénica
Duchas de obra con desagüe integrado de Schluter Kerdi Line

Enero 2020 – Catarsis, la borrasca Gloria viene a vernos

A mitad de Enero el aparejador me llama y me dice que no hay luz en la obra. La compañía se ha llevado el contador de luz.

¿Quién ha dado orden de cortar la luz? Según el instalador es el estructurista (quien empezó la obra como contratista principal y tiene la luz a su nombre) quien lo ha solicitado. Según el estructurista él no ha ordenado nada y es una actuación “de oficio” de la compañía cuando expira la licencia de obras.

Sea como fuere, me encuentro a mitad de enero sin poder volver a dar de alta la luz en obra porque la licencia está ya expirada.

Si no hay luz la bomba para extraer agua del aljibe no funciona y si llueve torrencialmente tengo un problema porque se inundará el sótano, el foso de ascensor, y se mojarán las cajas de las puertas correderas una vez más.

Y justo en ese momento aparece la borrasca Gloria, que nos trae en el momento más oportuno una semana de lluvias torrenciales.

Mi soledad llega al límite el domingo en que llegan las lluvias. Sin luz en la obra, acudo a mi cuñado, quien me presta un grupo electrógeno y gracias a él podemos poner bombas a funcionar a tiempo de evitar que el agua se acumule en el sótano.

Durante 3 noches apenas duermo para ir a la obra a poner en marcha el grupo y dar electricidad a las bombas para sacar agua.

Esa semana se resume en: barro, lluvia, frío, cansancio y rabia. Provocan en mí una especie de catarsis. Ahora tengo claras varias cosas:

Primero: que una obra necesita un encargado a pie de obra y que eso es una figura clave para empujar el proyecto. Mi aparejador se empeñó en decir que esa función la cubría él y eso es radicalmente falso: una obra no se puede telegestionar y menos si no le dedicas la energía que necesita.

Segundo: que voy a poner la obra en manos de un único constructor capaz de llevarla adelante porque no hay otra manera de hacerlo.

Tercero: que de volver a hacer la obra no la haría ni con el mismo arquitecto, ni con el mismo aparejador.

Litros y litros de agua dispuestos a inundar el sótano.
Noches sacando agua.
El pequeño héroe de la semana. Un grupo electrógeno con motor Honda. Gracias a mi cuñado.

Octubre-Noviembre-Diciembre 2019: aplacados de patios y fachada

En octubre instalamos andamios y se empiezan a colocar aplacados (primero en patios). Tenemos un imprevisto con el contratista con los precios de colocación y el primer patio se pacta medir el esfuerzo de aplacar.

Andamios en fachada
Andamios en fachada lateral
Empezando a colocar mármol en patios, con junta horizontal de 7mm y vertical de 3mm.
Travertino colocado en patios.
Patio suite

Tras realizar los patios interiores el contratista decide no continuar la obra si no aceptamos unos precios de colocación revisados al alza.

El aparejador sugiere no aceptar la revisión de condiciones y dar este trabajo a un equipo que había hecho una oferta competitiva anteriormente.

Aunque estaba bastante satisfecho con la profesionalidad del contratista actual, decido hacer caso al aparejador y optar por un nuevo equipo. Esta decisión fue un error pero todavía no soy consciente.

Literalmente, me engañaron. Les enseñé la obra una semana para confirmar que se iban a ceñir a su precio de colocación €/m2 y me lo confirmaron. A continuación finiquité al constructor saliente para continuar la obra con el nuevo. Me dolió porque considero que era un buen equipo pero que no fueron coherentes con el precio ofertado.

Pues bien, el nuevo equipo, cuya oferta de colocación €/m2 era competitiva entra a colocar piedra y a los 2 días ya nos está diciendo que no le salen los números. La seriedad de la cuadrilla, limpieza y orden en la obra empeora claramente. Soy consciente de que este equipo es peor que el anterior.

Para acabarlo de liar, con el andamio colocado (y pagando alquiler), el contratista se ausenta 10 días de la obra para atender a otro cliente por una urgencia.

La continua presión por los precios se hace insoportable, me siento engañado pero el contratista saliente ya está en otra obra y no va a volver. Me encuentro atrapado sin plan B y acepto continuar la obra asumiendo pagar un precio/hora, lo cual obliga a llevar un marcaje en corto de los avances diarios.

Esto es algo que debería estar haciendo mi aparejador (que para algo contraté como project manager siguiendo su consejo), pero que sencillamente hace “a medias” y soy yo el que cada día por la noche, después de mi trabajo me acerco a cuantificar los avances.

Sobre el error de confiar en un supuesto “project manager” hablaré en otro momento.

Colocando la fachada principal (finales de octubre).
Fachada principal (finales de octubre).
Fachada principal (12 de noviembre). El andamio se mueve a la fachada posterior.
Fachada lateral SW (13 de noviembre).
Fachada lateral SW terminada (21 de noviembre). Coronación con mortero que nadie pidió…
Fachada SW (patio inglés).

A partir de la última semana de noviembre y durante diciembre se trabaja en la fachada trasera (NW) y lateral (NE) y desgraciadamente la situación con el contratista se sigue deteriorando.

El equipo es claramente lento, a veces toman decisiones sin consultar, como por ejemplo recrecer la jácena en la coronación de la fachada para planearla de una manera absolutamente exagerada.

La lentitud y dejadez llega al momento culminante en varios días en que llueve y con absoluta desfachatez pasan albaranes como si hubieran trabajado un día completo… ¡no habiendo avanzado apenas nada!

A estas alturas soy plenamente consciente de que la decisión correcta habría sido mantener al contratista anterior, aun asumiendo un incremento de precios.

El aparejador me anima a seguir con ellos, dado que colocan la piedra con profesionalidad (este punto lo pondré en duda posteriormente una vez descubiertos los andamios).

Acepto los consejos del aparejador, básicamente por no parar la obra y por no tener un plan alternativo. El único objetivo ahora es que terminen las fachadas y abandone la obra sin dilatar tiempos y marcando en corto para que los costes no se nos disparen.

A mediados de diciembre se termina de aplacar la piedra de la fachada. Días después se retira el andamio.

Fachada NW a la espera de colocar coronación.
Fachada NE a la espera de terminar coronación.

La fachada NE no ha quedado bien. La piedra no tiene una tonalidad uniforme y al colocarla no se han preocupado de mezclar losetas. Un equipo profesional tendría que haberse dado cuenta de esto y haber avisado.

Cada vez que miro esta fachada me convenzo más de que tendremos que rehacerla, al menos en parte.

A finales de diciembre queda cubrir el patio interior pero hay que recolocar dinteles y macizados, que se han desplomado de su posición apenas un centímetro (por no estar bien apretados). Hay que echar abajo todo el macizado y volverlo a hacer.

Patio pasante porche. Última etapa.

En enero queda el patio casi terminado a la espera de colocar las bases de las barandillas de cristal.

El penúltimo disgusto de esta etapa me lo llevo con el proveedor de andamios y con mi aparejador, con quien la situación también se está deteriorando. Éste último está dando luz verde a trabajos con proveedores sin validar ni consultar conmigo los presupuestos.

Concretamente, con la colocación de andamio en el hueco del patio del porche (un hueco de unos 4m x 3m) me giran una factura aberrantemente alta comparativamente con lo que ha sido la fachada. Todo ello sin haber sido yo informado previamente.

En la discusión sobre este tema, el proveedor de andamios nunca tuvo un presupuesto aceptado por mí, aunque sí una aceptación verbal del aparejador, quien dudo que se mirase el presupuesto que le envió el proveedor por email.

Dudo esto porque no es uno, no dos, ni tres, sino decenas… los emails míos que mi aparejador deja sin atender sistemáticamente y que es algo que también ha llevado mi paciencia a situaciones límite durante la obra.

Como la fachada ya está terminada, consulto con el constructor anterior sobre la posibilidad de volver y continuar los trabajos de la obra. Pero tienen otros trabajos y no la van a poder continuar.

Patio porche. Aplacado terminado.
Patio porche. Aplacado terminado.

Así que nos encontramos a mitad de enero con la obra otra vez frenada, sin un proveedor con el que seguir y con un aparejador/project manager que brilla por su ausencia.

Me encuentro sólo y cansado. Y la cosa aún va a ir a peor…

Septiembre 2019 – Finalizando enmarcados, nuevo contratista y cierre de dinteles

A principios de septiembre entra un nuevo contratista para hacerse cargo de los trabajos finos de acabado.

Empezamos con el cerrado de dinteles y con la colocación de marcos de la fachada principal que por fin han llegado.

Se terminan de colocar los dinteles del hueco de fachada.
Se recibe y coloca el marco completo de las habitaciones de la fachada Sur. Se han impermeabilizado las jambas con pintura antihumedad… pero se ha cometido un error grave: los pintores han cubierto dos paños de fachada que no deberían haber pintado puesto que deben ir aplacados con piedra. Habrá que retirar la pintura.
Detalle de la jamba lateral, con el acanalado previsto para la colocación de la guía de persiana.
Detalle de la jamba y vierteaguas del dormitorio principal.
Además se limpia la obra retirando runa y escombros. Ya parece otra cosa.
Marcos colocados en planta primera y dinteles cerrados..

Un problema imprevisto… por error la empresa de impermeabilización pintó paños que no debía. Deberán retirar esa pintura.

La última partida de vierteaguas y jambas se recibe a mediados de mes de septiembre. Ha costado casi un AÑO!

Por fin!!!! Última partida de vierteaguas y jambas.
Primeros palets de mármol travertino en obra.

Terminamos septiembre con los dinteles cerrados y con el proveedor de aluminio habiendo visitado la obra para planificar la colocación de premarcos y ventanas.

Dinteles cerrados