Junio-agosto 2018: instalaciones, domótica

La selección de instaladores es algo también a lo que dedicamos el mes de junio, julio y agosto.

Es especialmente complicado comparar instalaciones puesto que acaba no habiendo dos presupuestos iguales.

Algunos se basan en mediciones, otros hacen su propia interpretación de las especificaciones, una gran parte se dejan partidas y la gran mayoría ni siquiera contemplan el apartado de domótica.

Con todo, al final se trata de trocear las instalaciones en los paquetes básicos: fontanería, electricidad, climatización y domótica.

Las partidas de domótica y climatización terminaron decidiéndose por profesionales especializados en la materia.

Domótica (y electricidad)

La gran ventaja de una instalación dómotica consiste en que permite centralizar el control de todos los elementos de la instalación y permitir hacer cambios a futuro en la “inteligencia” de la vivienda actuando sobre el “software”.

El objetivo de la domótica es que la vida en una vivienda sea más sencilla. Por ejemplo: encender automáticamente las zonas de paso gracias a sensores de presencia, definir escenas que permitan con un único pulsador manejar múltiples circuitos (no más “pelearse” con tiras de interruptores). Incluso, aprovechar la información meteorológica disponible (hace calor, hace frío, llueve) para actuar sobre las persianas, estores, calefacción, riego, etc…

La domótica permite también mediante acciones sencillas desencadenar lógicas complejas como apagar todas las luces y cerrar válvulas de agua antes de salir de viaje o activar un protocolo de encendido de luces aleatorio que simula presencia en la vivienda.

Por último, la domótica permite ya interactuar con Siri o Alexa, permitiendo actuar sobre la vivienda directamente mediante la voz.

En esta vivienda vamos a controlar luces, persianas, estores, climatización, alarmas técnicas (humo e inundación), monitorización de aljibe de pluviales y riego mediante domótica. Posiblemente intentemos también integrar multimedia y reconocimiento de voz posteriormente.

Para ello optamos por la arquitectura estándar de mercado (KNX) y optando por actuadores de la marca Zennio que tienen una buena relación calidad-precio:

Se han seleccionado los mecanismos de la serie LS990 de JUNG, en acabado Aluminio Dark.

Se aprovecharán en algunos casos pulsadores de tipo convencional, que dan buen tacto y son mucho más económicos que un pulsador conectado a bus. Las botoneras serán de la serie F40.

Las pantallas serán de Iddero Verso.

La electricidad se adapta a la arquitectura domótica donde particularmente se cablean los mecanismos y los puntos de luz a los subcuadros domóticos de cada planta. Toda la inteligencia, es decir, sobre qué circuito actúa cada pulsador, se programa por “software” posteriormente.

En esta vivienda pretendemos que los pulsadores actúen como mínimo sobre dos circuitos de cada estancia: con una primera pulsación se enciende luz ambiente (cortineros), con una segunda pulsación se enciende además la luz principal y con una tercera pulsación o una pulsación larga se apagan todas las luces.

Para el manejo de persianas se agruparán persianas, de manera que una única orden de apertura/cierre actuará simultáneamente sobre todas las persianas de una estancia.

Además, programaremos lógicas automáticas en persianas como bajar persianas al anochecer (privacidad) y en caso de temperatura alta e incidencia solar directa (sombreado).

La domótica encarece la instalación eléctrica. Haré estimaciones posteriores pero aproximadamente una instalación “sólo electricidad” o una instalación “domótica” el coste será entre un 50% y un 100% más caro haciéndolo a través de domótica.

Climatización

El proyecto prevee suelo radiante en planta baja y planta primera para calefacción y aire acondicionado por conductos.

Para la producción de calor y frío el proyecto especificó una solución basada en aerotermia. Inicialmente la instalación estaba especificada con  “chillers” de tecnología aire-agua (es decir, el líquido que transporta el calor/frio al interior de la vivienda) es agua.

Para el aire acondicionado interior se optaba por un número reducido de fancoils y conductos manejados mediante compuertas motorizadas Airzone.

Durante el proceso de licitación y tras hablar con diversos industriales se optó por adaptar la instalación a soluciones técnicas más actualizadas.

Concretamente se optó por una solución VRV de Daikin que utilizan gas en lugar de agua y trabajan con temperatura variable. Este sistema además, aprovecha el calor del sistema para producir agua caliente sanitaria (ACS), permitiendo una mayor eficiencia que otros sistemas.

Asimismo, por simplicidad se optó por incorporar fancoils individuales por habitación. De esta manera se simplifica la instalación al requerir menor uso de conductos y compuertas.

La contrapartida de este sistema es que la máquina exterior es muy voluminosa y no podrá instalarse en la cubierta. Deberemos buscar una ubicación alternativa.

 

Fontanería

La fontanería no tiene grandes complicaciones más allá de utilizar un sistema de recirculación de agua caliente y de tener en cuenta que el ACS se producirá desde el sistema de climatización.

En lo que corresponde a sanitarios y griferías se optará por WC de tipo suspendido y en griferías acabados de acero inoxidable que se escogerán más adelante.

Algunos candidatos son, para sanitarios la serie GAP de Roca:

Lavabos sobre encimara de la serie Inspira de Roca:

Grifos de la serie Time 2020 de Bongio, en acero inoxidable:

Dependiendo de precios también es posible que se incorpore algún grifo para ducha de CEA. Un bloque de acero inoxidable torneado sencillamente espectacular:

En la ejecución del proyecto deberán coordinarse tres instaladores: domótica, electricidad/fontanería y climatización.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *